LA INEVITABLE INFLACIÓN EN CONDICIONES DE DISTORSION DE PRECIOS/SALARIOS Y DOLARIZACIÓN INFORMAL. Una muy probable tormenta perfecta venezolana.

LA INEVITABLE INFLACIÓN EN CONDICIONES DE DISTORSION DE PRECIOS/SALARIOS Y DOLARIZACIÓN INFORMAL. Una muy probable tormenta perfecta venezolana.

 

EDUARDO ORTIZ RAMÍREZ

 

  1. EL PROGRAMA NUEVAMENTE[1]

El asunto no es si el Programa casi es el que debía ser o le faltó un tornillo adicional; lo realmente existente es que es el Programa posible con las condiciones, voluntades predisposiciones y terquedades de la administración bolivariana se reduce -en un contexto hiperinflacionario, de escasez de divisas y reducción de la producción petrolera, sumadas las escasas posibilidades de financiamiento externo- a:

 

a) Establecer un nuevo cono monetario (que no es un instrumento de combate a la inflación). No está claro, ni es evidente, que se vaya a solucionar la escasez de efectivo. Y en condiciones de hiperinflación el dinero vuelve a perder valor.

 

b) Modificación del decreto de ilícitos cambiario, promovido esto desde Julio, sin que existan posibilidades de procedimientos variados para los agentes económicos en un contexto de escasez de divisas y de no avizoramiento de posibilidades de ampliar las mismas, pensando en la alternativa que brindaría el petro.

 

c) “El petro ha sido fijadosu valor en dólares en (…) 60 dólares o más, es el precio del barril petróleo. Ahora el petro va a anclar el precio del bolívar soberano y cada petro tendrá un valor de 3.600 bolívares soberanos”, lo que implica una tasa de cambio de 60 bolívares soberanos por dólar” (noticierodigital.com 17 de agosto 2018; www.eluniversal.com 17 de agosto 2018). Se trata de una criptomoneda, sin difusión y definida confianza en el escenario internacional y anclada a un commodities inestable como el petróleo.

 

d) Aumento de impuestos, incluyendo uno bastante inequitativo como el IVA y potenciador de inflación y que ha sido poco evaluado como elemento integrante del Programa. En economía se ha discutido extensamente la utilidad o inocencia de este instrumento.

 

e) Atención de parte de la problemática fiscal en base a un ofrecido pero no definido aumento en el precio de la gasolina, a partir del 20 de septiembre y “sin apuros”, y que dado el contexto hiperinflacionario será ahora claramente explosivo.

 

f) Aumento de salarios de una magnitud considerable, al haberse aumentado 60 veces el salario mínimo, llevándolo a 1.800 Bs. S. (o 180 millones de Bs F.). No visto esto previamente en la economía venezolana y de gran impacto premonitorio para la actividad empresarial.

 

g) Intento de unificación de mercado cambiario vía la idea de que habrá un solo tipo de cambio, anclado al petro durante 90 días y que fluctuará con todo el resto de monedas (dólares, euros, yuanes, etc.). “Elevaremos la frecuencia de subastas… Dicom con tres subastas semanales de oferta de divisas convertibles en general, con la meta en 60 días de llegar a una por día y jugar claro duro y directo en el sistema cambiario venezolano para tener un solo tipo de cambio definitivamente y matar al dólar criminal, sepultarlo” (noticierodigital.com 17 de agosto 2018; www.eluniversal.com 17 de agosto 2018). Algunas consideraciones y evoluciones sobre este punto son incorporadas en la segunda parte de esta nota.

 

No incorporó el Programa ninguna definida política antiinflacionaria, al igual que restricciones al gasto social. Todo lo contrario, se puede prever erogaciones vías soporte al sector de pequeña y mediana industria, bonos, populismo y otros mecanismos que llevarían a nuevas necesidades de monetización del déficit. Todos, elementos de base de la hiperinflación actual.

 

Una semana después del anuncio de las medidas o el Programa se pueden recoger elementos asociados a la realización y amenazas de sanciones a quienes no ejecuten los aumentos salariales definidos por la administración o quienes adelanten inflación derivada de marcajes o derivada de previsibles aumentos de costos de producción. También se observa inestabilidad en quienes no pudiesen o no quedasen abarcados por medidas de apoyo -o gasto social- como las señaladas más arriba.

 

Ciertamente, la hiperinflación venezolana tiene determinantes cambiarios, de monetización del déficit y de ejecución de elementos de política económica y social que ha propendido a crearla, pero en el contexto actual los agentes económicos han pasado a percibirla de manera anticipativa y ya no retrospectiva. Y dos elementos están pasando a crear las condiciones de una tormenta perfecta en el campo económico y social, si no se acometiesen cambios en el Programa: el factor cambiario y el aumento del salario mínimo. Las proporcionalidades y las distorsiones que se generarán a lo interno de los precios y de los salarios pueden ser percibidas dentro de las reacciones iniciales y de afectación de las condiciones de producción y de cambio, más aun si son percibidas en el perfil de la economía política en base a la diferenciación social y las posibilidades o imposibilidades de consumo que saldrá de la aumentada inflación.

 

  1. EL NUEVO DICOM Y LAS SUBASTAS DESPUES DE LAS MEDIDAS DEL 17 AGOSTO.

 

Debe destacarse un cambio notable en cuanto al precio de la divisa fundamental en la economía venezolana, a partir del momento en que se toman las medidas y el Programa que hemos referido. En primer lugar, los niveles del mercado paralelo que son con los que continuaría inicialmente esta parte del mercado de divisas, pasan a ser aceptados/reconocidos por la administración bolivariana. En segundo lugar, y apartando deseos, emotividades así como intereses políticos, ningún elemento coyuntural o estructural permitía observar en ese momento, que la economía fuese a disponer de más divisas vía exportaciones o financiamientos externos. En tercer lugar, las interrelaciones ofrecidas por la administración bolivariana no permitían prever que el mercado paralelo fuese a desaparecer.

 

Las remesas fueron convirtiéndose en un punto álgido claramente en 2018 –aunque evolucionaban intensamente desde 1 0 2 años previos- y ya después del 17 de agosto de 2018 y de la primera subasta (la nro. 27 del nuevo DICOM) -ya en el escenario de las nuevas medidas- el día 22 de agosto la tasa de remesas era de 40,10 y la del DICOM 60 Bs. S. por dólar, para ser aplicada por los agentes del caso, terminando la de remesas en el mismo nivel y la del DICOM en 60,27 Bs. S. por dólar (http://vtv.mippci.gob.ve 22 de agosto; www.ultimasnoticias.com.ve 22 de agosto).

 

Debe señalarse que en la subasta Nro. 27 se adjudicaron tan solo $40.841,94. Un total de, 24.144,50 dólares se asignaron a siete personas jurídicas, mientras que 16.697,44 dólares se confirieron a 85 personas naturales. Esto representa un nivel considerablemente bajo en las magnitudes transadas a los efectos de actividades empresariales y familiares. El 3 de agosto se había convocado a la  subasta nro. 25, pero a finales de julio en la subasta nro. 24, la tasa DICOM resultante se ubicó en 201.363,84 bolívares por euro. En esa subasta fueron adjudicados tan solo un total de 135.903,41 dólares, de los cuales 115.706,89 dólares se destinaron a 8 personas jurídicas y 20.196,52 dólares se otorgaron a 104 personas naturales (www.eluniversal.com 3 de agosto). Puede observarse la tendencia claramente descendente en las magnitudes subastadas y lo rápido que se presenta la subida de la tasa DICOM, como para presentarse con el escenario que hemos señalado para la subasta nro. 27. Es por ello que la Casa de Cambio ZOOM lo planteó de esta manera “A partir del 13 de agosto la Casa de Cambio Zoom cuenta con una tasa de Bs. 4.010.000,00 (Bs. S 40,10)”. Más aun para el día 23 de agosto acotó: “A partir del #23Ago Casa de Cambio ZOOM cuenta con una tasa de Bs. S. 60,27”. La  cotización previa había sido la del  25 de julio; donde la tasa se había ubicado en Bs F 2.900.000, dándose así un aumento de Bs F 1.110.000, equivalentes a 38% (www.ultimasnoticias.com.ve 24 de agosto; www.noticierodigital.com 13 de agosto).

 

CONSIDERACION FINAL

Las posibilidades de que el mercado de cambio no se unifique sino que por el contrario se expanda de variadas maneras parecieran se múltiples, pues están dándose y aumentando transacciones en el mercado informal en base a los niveles más altos que registran los portales; así también, las perspectivas de pérdida de valor del nuevo cono monetario en el contexto hiperinflacionario parecieran ser amplias. De la misma manera, los agentes económicos en tanto ciudadanos, familias y empresarios parecieran no percibir fácil acoplamiento con los perfiles del Programa.

 

 

@eortizramirez

eortizramirez@gmail.com

 

[1] Puede verse Humberto García Larralde, Oye campanas pero no sabe donde.  http://masterecointerucv.blogspot.com/2018/08/oye-campanas-pero-no-sabe-donde.html 18 agosto 2018; Giorgio Cunto. Las medidas de Maduro: nunca se le había pedido tanto a la magia. www.prodavinci.com 18 agosto 2018; Eduardo Ortiz Ramírez,  AJUSTE MÁS ALLÁ DEL FOSO. Recibiendo nuevas distorsiones de precios y salarios en Venezuela, https://www.academia.edu/37257589/AJUSTE_M%C3%81S_ALL%C3%81_DEL_FOSO._Recibiendo_nuevas_distorsiones_de_precios_y_salarios_en_Venezuela .