Pueblos que rectifican

23 junio, 2017 en

Felix Arellano

Nuestro pueblo ha decidido enmendar y con heroico sacrificio está tratando de reconstruir la democracia

Humano es errar y los pueblos también se equivocan, pero es de sabios enmendar y de irracionales o de oportunistas mantenerse en sus errores. Las circunstancias que enfrentamos nos llevan a alterar el histórico aforismo, cuyos antecedentes resultan controversiales, pero creemos que con el cambio podemos abordar los complejos procesos que estamos viviendo, destacando algunas importantes experiencias de enmienda tanto de estadistas, como de pueblos y, paralelamente, resaltar la irracionalidad del proceso bolivariano que, con el objeto de perpetuarse en el poder y mantener los privilegios de la camarilla, está repitiendo graves errores y destruyendo el país; empero, nuestro pueblo, con heroico sacrificio, ha decidido rectificar, esperemos que este cambio sea tan profundo que logre erradicar viejos mitos, como la equivocada admiración a las charreteras.

En la historia encontramos diversas experiencias de estadistas que han sabido enmendar, pero el espacio de esta columna no nos permite extendernos demasiado; por lo tanto, recordaremos algunos casos cercanos y paradigmáticos; por ejemplo, Mijail Gorbachov en la vieja URSS, quien al exponer en el XXVII Congreso del Partido Comunista en 1987, sus tesis de la perestroika (reorganización) y el glasnot (transparencia), inició un indetenible proceso de transformación tanto de la decadente potencia comunista, como del orden mundial de la guerra fría.

Otro caso admirable ha sido la brillante dupla de Frederik de Klerk y Nelson Mandela en Sudáfrica, que iniciaron negociaciones secretas en 1989, con Mandela aún detenido y, con su fortaleza y liderazgo, lograron construir un nuevo país, que incluso se ha posicionado en las potencias emergentes de los BRICS. También destaca la capacidad de enmienda y visión estratégica de Deng Xiaoping en China, que logró superar la farsa económica del comunismo, e iniciar su extraordinario desarrollo, al punto de transformarse en una de las grandes potencias económicas del mundo, no obstante que políticamente mantuvo la cruenta dictadura.

Sobre pueblos que reflexionan y enmiendan tenemos interesantes experiencias recientes: como los positivos resultados en varias de las elecciones efectuadas este año en Europa, son los casos de la reelección de Primer Ministro de Holanda Mark Rutte quien, en contra de las encuestas, derrotó al populista y xenofóbico Geert Wilders; y el triunfo de: Emmanuel Macron en Francia, superando la fortaleza del falso discurso populista, nacionalista y xenofóbico de Marine Le Pen. También podríamos inscribir en esta línea, los resultados de las elecciones efectuadas el pasado jueves en el Reino Unido, que han sido calificados como un grave autogol de la Primera Ministra Theresa May, al quedar mucho más débil que antes de la elección, lo que también podría traducirse como el inicio de la reflexión colectiva sobre el error del Brexit

En nuestra región tenemos casos recientes que podrían calificar como procesos de enmienda popular; al respecto, caben destacar: las elecciones presidenciales del 2015 en Argentina, donde el pueblo de forma contundente rompió con un largo pasado de peronismo y con años de errores del Kichnerismo y la institucionalidad democrática ha resultado tan fortalecida, que la Sra. Cristina de Kichnner, no obstante la maraña de corrupción que le acompaña, está pensando en su candidatura para senadora en las próximas elecciones. Pero también el pueblo boliviano nos ha brindado una lección de enmienda, al votar en contra del referéndum promovido por Evo Morales en febrero del 2016, con el objetivo de promover la modificación de la constitución boliviana para reelegirse por cuarta vez consecutiva en el poder.

La cara negativa del aforismo tiene que ver con los que irracionalmente se mantienen en sus errores y no tienen la sabiduría de enmendar, situación que resulta característica de los gobiernos autoritarios. Al respecto, podríamos encabezar nuestra lista regional con el caso de la dictadura de Fidel Castro, que no obstante los ejemplos transformadores de Gorbachov y de Deng Xiaoping, mantuvo su férrea dictadura en el rígido y anacrónico formato comunista, fracasado en todo el planeta, sometiendo al pueblo cubano a la miseria y el ostracismo, pero logrando perpetuarse en el poder; además, no satisfecho con la destrucción de su país promovió la exportación de su revolución

En la línea de la irracionalidad y siguiendo el libreto cubano pareciera que se inscribe el proceso bolivariano al promover un proyecto fraudulento e inconstitucional de Asamblea Constituyente, por medio del cual busca eliminar los pocos vestigios que nos quedan de democracia y perpetuarse en el poder. Pero nuestro pueblo ha decidido enmendar y con heroico sacrificio está tratando de reconstruir la democracia.